Rolls-Royce Motor Cars anuncia innovaciones de ingeniería para el futuro

En febrero de 2015, Rolls-Royce Motor Cars anunció el desarrollo de una nueva arquitectura de aluminio de calidad aeronáutica que será la base de todos los modelos de Rolls-Royce que lleguen al mercado a partir de 2018. La empresa anunció hoy que la nueva arquitectura ha entrado ya en fase de pruebas y que han comenzado las tareas de preparación de los «muletos» para pruebas de ingeniería en todo el mundo.

 

La arquitectura del lujo en estado puro

El futuro de los automóviles de lujo en estado puro ya está tomando forma: Rolls-Royce Motor Cars ha iniciado las pruebas de su nueva arquitectura de aluminio de calidad aeronáutica, que servirá de base para todos los modelos de Rolls-Royce en el futuro y llegará al mercado a principios de 2018.

Los «muletos» se probarán en carreteras públicas de diferentes lugares del mundo. La fase de pruebas actual tiene dos objetivos: por un lado, comprobar si la nueva estructura de calidad aeronáutica permite ofrecer, en diversas superficies, la tan característica sensación de Rolls-Royce de ir sobre una alfombra mágica; y, por otro, asegurarse de que sea una estructura sumamente resistente a las condiciones climatológicas más adversas. La evaluación de esta nueva y exclusiva arquitectura se encuentra en la primera fase del programa de desarrollo y se prevé que la nueva generación de vehículos Rolls-Royce salga al mercado a principios de 2018.

Según Torsten Müller-Ötvös, CEO de Rolls-Royce Motor Cars, «desde 2003, con la construcción de la nueva planta Home of Rolls-Royce en Goodwood, Rolls-Royce Motor Cars ha revolucionado el mundo de los automóviles de lujo. Ahora ha llegado el momento de dar el siguiente paso en ese viaje hacia la cumbre de la suntuosidad. Hoy les anuncio que comenzamos las pruebas en carretera de nuestra nueva y exclusiva arquitectura, una arquitectura de auténtico lujo que supone una considerable inversión para el futuro de nuestra gran marca».