Rolls-Royce Motor Cars celebra el segundo año con mayor volumen de ventas en sus 112 años de historia

  • Segundo año con mayor volumen de ventas en los 112 años de historia de la marca.
  • En 2015 se han entregado 3785 coches a los clientes.
  • Rolls-Royce domina la categoría de superlujo (>200 000 € netos).
  • Sólidos resultados en todas las regiones, con la excepción de China.
  • Personalización Bespoke en los niveles más altos jamás alcanzados.
  • Los resultados consolidan a Rolls-Royce como líder mundial en la fabricación de productos de superlujo.
  • América del Norte es la región más destacada, por delante de Oriente Medio, Europa y Asia-Pacífico.
  • Estados Unidos es el mayor mercado nacional.
  • Se vendieron vehículos Rolls-Royce a través de una red de 130 concesionarios en casi 50 países.
  • Rolls-Royce Motor Cars Abu Dabi, concesionario con mayor volumen de ventas por tercer año consecutivo.
  • En 2015 se crearon 100 nuevos puestos de trabajo.
  • Récord de admitidos en el programa de formación en prácticas.
  • Apertura del nuevo centro de tecnología y logística en Bognor Regis.

Importante inversión en la fábrica como preparación para nuevos modelos. Rolls-Royce Motor Cars se complace en anunciar que sus ventas durante 2015 han sido las segundas más altas registradas en sus 112 años de historia. Durante el año pasado, nuestros clientes en todo el mundo encargaron un total de 3785 automóviles fabricados de manera artesanal.

Según Torsten Müller-Ötvös, CEO de RRMC, «2015 ha sido un año de grandes desafíos para toda la industria del lujo. Para nosotros, ha sido un año de éxitos y estoy particularmente satisfecho porque esos éxitos los hemos conseguido en una situación de considerable incertidumbre a nivel global. Hemos demostrado que nuestra estrategia a largo plazo de crecimiento global equilibrado, sostenible y rentable está dando resultado, pues mantenemos el liderazgo mundial en la fabricación de vehículos de lujo. Sin echar las campanas al vuelo, tengo plena confianza en que los resultados serán positivos para nosotros en 2016.»

Se consiguieron récords de ventas en las regiones de Asia-Pacífico (+13 %), Oriente Medio (+4 %) y América del Norte (+6 %). También se consiguieron resultados récord en mercados nacionales como Corea del Sur (+73 %), Japón (+7 %), Qatar (+21 %), Rusia (+1 %), Reino Unido (+2 %) y EE. UU. (+7 %). También se registraron incrementos prometedores en mercados emergentes como Taiwán, Indonesia, Malasia y Kazajistán. En China, importantes dificultades económicas afectaron negativamente a todo el sector de lujo y Rolls‑Royce no fue inmune a esta circunstancia. Según las cifras comunicadas, las ventas en la región cayeron un 54 % respecto a 2014.

El aumento de ventas se debió sobre todo a los vehículos de las familias Wraith y Ghost, mientras que el Phantom sigue siendo el producto estrella de la marca a nivel global y reafirma su estatus como el artículo de superlujo más deseable en todo el mundo. En 2015, Rolls-Royce volvió a vender más automóviles que cualquier otro fabricante en el sector de mercado de >200 000 €, un liderazgo que ha mantenido sin oposición durante la última década.

Como parte del compromiso de la marca con el crecimiento sostenible a largo plazo, Rolls-Royce anunció la inauguración de cinco nuevos concesionarios en 2015. De esta forma, la red mundial alcanza la cifra de 130 concesionarios, con previsión de continuar la expansión en 2016. Por tercer año consecutivo, Rolls-Royce Motor Cars Abu Dabi fue el concesionario con mayor volumen de ventas.

Pese a que la situación económica es cada vez más compleja en todo el mundo, Rolls-Royce Motor Cars sigue adelante con su estrategia de crecimiento sostenible a largo plazo. En septiembre, la presentación del Rolls-Royce Dawn, el nuevo drophead cupé de la marca, sorprendió a todo el mundo, batió todos los récords de reservas anticipadas y atrajo a una generación de clientes de éxito más jóvenes y más interesados en las relaciones sociales. Las primeras unidades se entregarán a los clientes en el segundo trimestre de 2016.

Durante el mismo mes, se completó una primera fase de inversiones de gran calado para el futuro de la marca con la finalización del centro de tecnología y logística (TLC, por sus siglas en inglés) en Bognor Regis, en la costa sur del Reino Unido. Este nuevo centro especializado de 30 000 m2 de superficie empezó a operar formalmente el 4 de enero de 2016.

A lo largo de 2015, también han continuado desarrollándose importantes obras de construcción y ampliación en la planta Home of Rolls-Royce en Goodwood, donde la compañía está realizando cuantiosas inversiones en un nuevo sistema de fabricación con una sola línea, que permitirá cumplir con la innovadora estrategia de productos a largo plazo.

El número récord de encargos supone todo un reto para los diseñadores y artesanos de la marca, ya que los productos Bespoke deben reflejar de manera personalizada los gustos y estilos de vida de cada cliente. Prácticamente cada Phantom, Ghost y Wraith que salió de la planta Home of Rolls-Royce en 2015 incluía elementos de diseño especiales Bespoke. Ello reafirma el estatus de la marca como el único fabricante de coches de superlujo auténticamente artesanales. Rolls‑Royce cimentó aún más su posición como máximo exponente de la creación de coches personalizados mediante sus colecciones Bespoke. Cabe citar, por ejemplo, los Wraith Inspired by Film, Inspired by Fashion e Inspired by Music, los Phantom Nighthawk y los Phantom Limelight, así como creaciones únicas como el Phantom Serenity.

La continuidad de la demanda en todo el mundo y el compromiso de invertir en los futuros talentos de la industria automovilística británica llevó a crear 100 puestos de trabajo permanentes de personal altamente cualificado en 2015. La empresa cuenta ahora con 1600 trabajadores en la planta Home of Rolls-Royce, un aumento muy destacable si se comprara con las 350 personas que trabajaron en la creación del primer Phantom en 2003.

El primer ministro británico David Cameron declaró, durante una visita a la planta Home of Rolls-Royce en febrero de 2015, que Rolls-Royce Motor Cars es «una gran historia de éxito dentro de la industria británica». También elogió el programa de aprendizaje de la marca, reconocido en todo el mundo, y felicitó a Rolls-Royce por su constante empeño en formar a jóvenes trabajadores. En 2015 se produjo un récord en el número de aprendices y todo parece indicar que en 2016, año que marcará el 10.º aniversario del programa de aprendizaje, se mantendrán los niveles récord de candidatos seleccionados.

El éxito de la compañía a pesar de las presiones comerciales afrontadas a nivel global pone de relieve su estrategia a largo plazo basada en el crecimiento sostenible. El éxito de este enfoque se reflejó también en un crecimiento sustancial de los programas Procedencia (vehículos seminuevos) y Servicios financieros durante el 2015. Estas ofertas acercan la marca a un público más amplio y abren nuevas oportunidades a quienes aspiran a convertirse en propietarios de un Rolls-Royce.

La ministra de Industria Anna Soubry señaló que «los resultados actuales de Rolls-Royce Motor Cars demuestran que los coches de lujo fabricados en el Reino Unido siguen siendo la envidia de todo el mundo y son un símbolo más de robustez de nuestra excelente industria automovilística». Soubry añadió que «si seguimos apoyando a la industria del automóvil e invirtiendo en ella, continuaremos creando puestos de trabajo altamente cualificados y mejoraremos nuestras exportaciones. Me satisface particularmente el éxito del programa de aprendizaje de la empresa. Nuestros fabricantes de automóviles se encuentran ya entre los más productivos de Europa y esta posición solo podrá mantenerse si priorizamos la cualificación de los trabajadores».